Parálisis facial y su tratamiento mediante fisioterapia

Parálisis facial y su tratamiento mediante fisioterapia en la Clínica de Fisioterpia Carmen Alonso.

La parálisis facial se define como la pérdida absoluta o parcial del movimiento muscular voluntario de un lado del rostro humano queda interrumpida. Las causas de las mismas pueden ser variadas; en el 70% de los casos la afección surge por razones desconocidas (idiopáticas) y se denomina parálisis de Bell (PB), que normalmente es una PF temporal.

La fisioterapia abarca una gran cantidad de intervenciones diferentes para la PB, que incluyen, entre otras, ejercicios, terapia con mimo, masajes, estimulación eléctrica, acupuntura, terapia con calor y biorretroalimentación.

¿QUÉ ES UNA PARÁLISIS FACIAL PERIFÉRICA?

El nervio facial pertenece al Sistema Nervioso Periférico, es  un nervio craneal, eso significa que se origina en la base del cráneo y se distribuye hacia la cara para inervar toda la musculatura de la cara. Existen dos nervios faciales, el derecho y el izquierdo; uno para cada mitad de la cara.

Es un nervio preferentemente motor, por lo que es el responsable de la activación de los músculos de la cara que nos permiten gesticular, hablar, cerrar los ojos,…

Cuando hay una lesión del nervio facial, este se paraliza y su función se ve alterada de modo que se paraliza la musculatura de la cara. Según la gravedad de la lesión, el nervio puede estar dañado total o parcialmente, de modo que la parálisis puede ser completa o parcial. De esto también dependen las alteraciones que veremos y los  tiempos de recuperación que hablaremos más adelante.

POSIBLES CAUSAS

La parálisis periférica del nervio facial puede ser debida a diferentes causas:

  • PARÁLISIS IDIOPÁTICA AGUDA (llamada también “golpe de frío” o parálisis de Bell): esta es la lesión más leve, ya que es una inflamación del nervio y parálisis temporal de este, pero no hay lesión propiamente del nervio, por lo que la reactivación es más rápida y no acostumbra a dejar secuelas. Normalmente se trata con cortisona para desinflamar y la fisioterapia para reactivar el nervio.
  • VIRALES: como por ejemplo el virus del Herpes Zóster o el de la Varicela que atacan al propio nervio dañandolo. En estos casos es imprescindible el tratamiento farmacológico con antiviral y cortisona prescrito por un médico lo antes posible para frenar el daño que provoca el virus en el nervio. El tratamiento irá acompañado de la fisioterapia para estimular y guiar la regeneración del nervio.
  • TUMORES: existen diferentes tumores como son el neurinoma del acústico, schwannoma, tumor de la parótida, entre otros, que pueden comprimir el nervio facial o que durante la intervención quirúrgica para extraerlos pueden causar una lesión del propio nervio facial. Una vez el paciente recibe el alta médica después de la intervención, se inicia el proceso de recuperación con la fisioterapia para estimular y guiar la regeneración del nervio.

  • PARÁLISIS CONGÉNITA: existen parálisis ya desde el nacimiento, normalmente por causas genéticas o malformaciones. En estos casos a menudo se decide una intervención quirúrgica (trasplante de nervio de otra parte del cuerpo). Desde el momento del diagnóstico será importante iniciar la rehabilitación para enseñar los movimientos alterados, y en el caso de operación iniciar el tratamiento para estimular y guiar la regeneración del nervio.
  • TRAUMATOLÓGICA: nos podemos encontrar, por ejemplo, con fracturas en el paso del nervio desde el cráneo hasta la cara por diferentes causas traumáticas o durante el parto. Una vez dada el alta médica iniciamos la fisioterapia para recuperar los movimientos.

LA REHABILITACIÓN DE LA PARÁLISIS FACIAL

Els Sistema Nervioso Periférico, y por lo tanto, el nervio facial,  tiene la capacidad de regenerarse, así como de crear ramificaciones que darán lugar a nuevas conexiones.

Para que esto suceda, y suceda con éxito, es imprescindible la actuación del fisioterapeuta especializado en la rehabilitación del nervio facial, para poder estimular y guiar el proceso de regeneración. Facilitando al máximo la creación de nuevas conexiones correctas que devolverán a la musculatura facial su función y evitar la aparición de sincinesias.

Para ello es imprescindible realizar una exhaustiva  Valoración del caso, y posteriormente una correcta planificación del tratamiento.

Considerando las diferentes funciones del nervio facial, se valora la musculatura facial en dos situaciones:

1. Cara en reposo:

  • Tono de la musculatura de la cara
  • Presencia de movimientos involuntarios (sincinesias)
  • Presencia de asimetrías a nivel de: comisura bucal, pómulos, ojos, frente.

2. Durante la Comunicación verbal y no verbal:

  • Presencia de movimientos voluntarios (cantidad y calidad de estos movimientos)
  • Presencia de movimientos involuntarios (sincinesias)
  • Capacidad de comunicar verbal (hablar) y no verbalmente (expressió)
  • Otras ACCIONES que se valoran: dormir, comer, beber, soplar,…

Una vez realizada la Valoración, el profesional establecerá unos Objetivos de tratamiento  y unos Ejercicios que el paciente deberá realizar con su ayuda. Dará también las diferentes indicaciones para realizar en casa.

TRATAMIENTO – EJERCICIOS

Se realizan diferentes ejercicios que dependen de la fase de evolución en la que se encuentre el paciente.

En los diferentes Ejercicios se utilizan diferentes Tipos de Informaciones según las funciones que se estén trabajando y el problema que presenta el paciente.

Una cuidadosa valoración y una rehabilitación precoz y adecuada es necesaria para una mayor recuperación. El centro de Fisioterapia Carmen Alonso dispone de fisioteraputas especializados para valorar y rehabilitar los problemas derivados de la lesión.

Para información más detallada y primeras entrevistas gratuitas llamar al: 646 526 320

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.