Trocanteritis

Hoy vamos a hablar de una patología bastante frecuente y que tiene como protagonista a la articulación de la cadera: se trata de la trocanteritis.

La trocanteritis es la inflamación de la zona en la que se insertan los músculos en el fémur. Aunque es una causa muy común de dolor de cadera, muchas veces el diagnóstico pasa inadvertido, ya que se confunde con otras patologías derivadas de la pelvis.

Es más habitual que esta dolencia se de en mujeres que en hombres, y normalmente afecta solo a uno de los dos lados de la cadera, aunque en algunas ocasiones se puede desarrollar de forma bilateral.  Para poder entender mejor las causas que provocan el origen de la patología, vamos a explicar brevemente la anatomía de la cadera:

La articulación de la cadera se forma gracias a la unión entre las superficies articulares del fémur y la pelvis, de tal forma que la cabeza femoral se coloca sobre el acetábulo pélvico y, a su vez, el fémur cuenta con un resalte óseo llamado trocánter en el cual se insertan la mayoría de los músculos de la zona.

Alrededor de la articulación hay varias bolsas o bursas rellenas de líquido sinovial que actúan como almohadillas, y evitan el roce entre las inserciones de los tendones y las prominencias óseas. Si se produce una inflamación de la bursa que se encuentra alrededor del trocánter mayor, habrá un aumento de la presión en la zona de la cadera y aparecerá el dolor y la sintomatología de la trocanteritis.

Trocanteritis

¿Cuáles pueden ser las causas de la trocanteritis?

  • La mayoría de las veces, la aparición de la sintomatología tiene como consecuencia un excesivo rozamiento de la zona provocado por un movimiento repetitivo, como por ejemplo:
    • Realización de deportes como correr, montar en bicicleta, halterofilia…
    • Exceso de deporte de impacto sin el desarrollo de una buena potenciación muscular
    • Malos hábitos posturales, como estar todo el rato acostados sobre el mismo lado.
  • Impacto directo sobre la cadera por un golpe en la región lateral de la articulación.
  • Debilidad de los músculos separadores de la cadera.
  • Tendencia al pie plano: una pronación excesiva del pie.
  • Alteración de la marcha debido a artrosis en la rodilla, la diferencia de longitud entre las piernas…
  • Cirugía de cadera o implante protésico.
  • Espolones óseos en la cadera.
  • Problemas en la columna vertebral que causen descompensaciones, como por ejemplo escoliosis.

¿Te has preguntado por qué hay más casos de trocanteritis en mujeres que en hombres?

La respuesta es que se debe a la morfología de la pelvis femenina: debido a su forma hay una mayor distancia entre los dos fémures, por lo que se produce mucho más roce en la zona.

Anatomía de la cadera
Pelvis famenina y masculina

SINTOMATOLOGÍA:

Los síntomas más comunes son:

  • Dolor en la articulación de la cadera. Podemos notar las molestias de forma localizada o incluso fuera del muslo.
  • Rigidez articular con sensación de chasquido.
  • Inflamación de la articulación de la cadera.
  • Dificultad para deambular.
  • Dolor agudo al principio y con irradiación posterior.

TRATAMIENTO:

  1. Lo primero que debemos que hacer es interrumpir la actividad que nos provoca el dolor.
  2. A su vez, la aplicación de hielo sobre la zona suele aliviar bastante la sintomatología.
  3. Si el dolor fuese muy intenso y fuese necesaria la administración de medicación, debemos acudir  a un médico para que nos proporcione las pautas adecuadas, nunca automedicarnos.

FISIOTERAPIA PARA TROCANTERITIS:

Con la fisioterapia conseguiremos: por un lado, reducir la inflamación y el dolor en el paciente con técnicas de relajación de la musculatura, estiramientos, movilizaciones articulares… y por otro, potenciar la musculatura de la cadera y de la pierna que se encuentra debilitada mediante ejercicios.

El tratamiento común de la trocanteritis y el síndrome de dolor del trocánter mayor debe ir encaminado, bajo nuestro punto de vista, basado en las últimas evidencias a nuestro alcance, en el adecuado manejo de la afectación del tendón del glúteo menor y medio y la corrección de la movilidad pélvica, basando la parte principal del tratamiento en la adecuada solicitación de cargas a la musculatura afectada y el correcto manejo de la facilitación de la movilidad pélvica que en muchos casos se ve afectada.

Un ejemplo de abordaje de la trocanteritis sería combinar la terapia manual con el fin de facilitar la movilidad pélvica adecuada con ejercicios con la carga adecuada para mejorar el estado del tendón del glúteo y un enfoque importante en corregir el patrón de la marcha que facilita la perpetuación del problema.

Esperamos que hayas aprendido un poquito más acerca de esta patología, y que en caso de sufrirla, sigas nuestros consejos y  acudas a nuestra Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, para conseguir resolver tu problema de la forma más eficiente posible.

Para recibir asesoramiento personalizado puedes contactar con nosotros a través de nuestro teléfono 646 526 320

Cómo tratar los vértigos o mareos con fisioterapia

Hoy desde la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, te contamos cómo tratar los vértigos o mareos con fisioterapia.

Cuando una persona experimenta mareos y vértigos con los cambios de postura o al mover la cabeza, es probable que esté padeciendo de vértigo postural benigno. De entre todos los tipos de vértigo que existen, este en concreto es el más habitual. El vértigo es una disfunción del sistema vestibular interno del oído y puede tratarse de forma muy efectiva con fisioterapia, requiriendo habitualmente de muy pocas sesiones.

Cómo tratar los vértigos o mareos con fisioterapia

 

como tratar los vertigos

La rehabilitación vestibular engloba un conjunto de técnicas y programas de ejercicios diseñados para mejorar los síntomas de inestabilidad, visión borrosa y desequilibrios provocados por un episodio de vértigo. Mediante el tratamiento de fisioterapia proporcionaremos a nuestros pacientes herramientas necesarias para disminuir estos síntomas y como consecuencia reducir el riesgo de caídas derivados de la patología.

Vértigo

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es el tipo más común de vértigo, causado por el pequeño cristal de calcio que se afloja en el oído interno, estos cristales viajan hacia los canales semicirculares, alteran el líquido y crean la sensación de movimiento. Hay 2 tipos de canalitiasis y cupulolitiasis de VPPB. La canalitiasis es en la que los cristales flotan libremente en el canal y la cupulolitiasis, es una condición en la que los cristales se adhieren a la cúpula.

Hay muchas otras causas de mareos como migrañas vestibulares, vértigo cervicogénico, neuritis vestibular, enfermedad de Meniere, conmoción cerebral, etc. El paciente se queja de mareos mientras gira en la cama, se acuesta de lado, se levanta y mira hacia arriba. Los síntomas duran unos segundos, mientras que una sensación de náuseas o aumento de la presión en la cabeza puede durar horas.

vertigos o mareos fisioterapia

Tratamiento de fisioterapia

Los objetivos básicos del tratamiento irán orientados a disminuir el desequilibrio, la oscilopsia y mejorar la posibilidad de una visión clara durante el movimiento. Para conseguir unos buenos resultados tras la intervención es importante comenzar lo antes posible con la rehabilitación vestibular.

En pacientes agudos se comenzará realizando periodos cortos de ejercicios. Por el contrario, en crónicos nuestra actuación estará centrada en fomentar el aumento en el rango de los movimientos.

Los ejercicios irán orientados a conseguir una compensación vestibular que haga disminuir los síntomas. Se realizarán de manera progresiva y se irá de menos a más complejidad de ejecución

Maniobras de reposicionamiento canalicular como la de Epley son algunas de las maniobras que realizará el profesional para aliviar los síntomas de vértigo.

Ejercicios para restablecer el VOR:

El paciente realizará giros de cabeza mirando a un punto fijo que estará situado a 1 metro de distancia. La velocidad de giro será constante.
Se comenzará a realizarlos en sedestación. A medida que el paciente lo vaya tolerando se incrementará la velocidad de los movimientos de la cabeza. El paciente deberá descansar entre cada ejercicio hasta que desaparezcan los síntomas de mareo.

Se realizarán durante 4 semanas y mínimo durante dos meses.

Si se produce habituación durante la realización de los ejercicios comenzaremos a aumentar la complejidad de los mismos. Por ejemplo, realizar el mismo seguimiento visual anterior, pero estando de pie.

Una vez que mejora la situación del paciente y la sensación de mareo es menor, comenzaremos a realiza ejercicios de habituación. Estos ejercicios son más complejos y se realizarán sobre superficies inestables (FOAM), mantenimiento del equilibrio con ojos cerrados, ejercicios de doble tarea combinados con la marcha, o marcha hacia atrás.

Finalmente, el paciente realizará ejercicios de sustitución, que son ejercicios que el paciente podrá realizar de manera autónoma en su domicilio a modo de mantenimiento. Consúltanos en nuestra Clínica y te podremos ayudar de manera personalizada.

Dirección Avenida Canteros, 16 – local 5 ALPEDRETE (Madrid) 28430 E-mail info@fisioterapiacarmenalonso.es Móvil 646 526 320

¿Qué es la fascitis plantar?

¿Qué es la fascitis plantar?. Hoy desde la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, en Alpedrete, te contamos qué es la fascitis plantar y cómo la fisioterapia te puede ayudar.

La fascitis plantar o fascitis del pie es una inflamación de la placa del tendón de la planta del pie y es típicamente causada por el uso excesivo. La fijación de la placa del tendón al hueso del talón suele verse afectada. Esta se manifiesta en el dolor en la planta del pié y talón, que ocurre principalmente bajo presión y tensión.

La fascitis plantar es una de las lesiones más habituales que sufren los deportistas de impacto, prácticamente todos lo días tratamos algún caso de este tipo en nuestra consulta de fisioterapia. Aunque como ya veremos, no es una patología exclusiva de deportistas.

Síntomas de la fascitis plantar

La fascitis plantar suele empezar a manifestarse como un dolor en la planta del pie. El síntoma más habitual es un dolor punzante en la parte interna del talón, acompañado de sensibilidad y, en ocasiones de cierta inflamación de la zona. Los pacientes suelen definir diferentes sensaciones de dolor plantar, desde molestias al calzarse, pasando por un ardor intenso, hasta sensaciones muy dolorosas como si estuvieran pisando cristales con las plantas de los pies.

Los síntomas de la fascitis plantar suelen aparecer tras realizar deporte o durante la actividad. De forma recurrente, el dolor en la planta del pie también se presenta después de levantarnos de la cama o incluso después de un rato en reposo.

fascitis plantar

Causas de la fascitis plantar

El origen de la fascitis plantar es diferente en cada persona y tipo de pie. Las personas con pies valgos (que se vencen hacia el interior), pies cavos (que tienen el puente más pronunciado de lo habitual) o pies curvados pueden desarrollarla de forma natural.

Sin embargo, hechos como el empleo de un tipo de calzado inadecuado, un mal calentamiento deportivo o malas pisadas en superficies duras son agentes favorecedores de la fascitis plantar. Igualmente, es frecuente tras el desarrollo de sobrecargas musculares, esguinces mal curados, cambios en nuestro peso corporal y aumentos de nuestra actividad física que de forma natural nos obligan a modificar nuestra forma de pisar y caminar.

 

¿Como se cura la fascitis plantar?

¿Como se cura la fascitis plantar? Es una de las cuestiones que mas se repiten entre nuestros pacientes y nuestros lectores. Después de haber ayudado a decenas de pacientes, creemos que podemos darte varios consejos sobre como curar la fascitis plantar.

La fascia es una banda de tejido elástico que se encuentra en la planta del pie. Se extiende desde el calcáneo (hueso del talón) hasta la cabeza de los metatarsianos (bajo los dedos).

La función que tiene esta fascia es amortiguar los impactos de la pisada sobre el pie al andar, así como mantener el arco del pie, en caso de impacto se puede producir una rotura de fascia plantar.

Si se sospecha de fascitis plantar, puede consultar a nuestros fisioterapeutas de Clínica Carmen Alonso, en Alpedrete. La fascitis plantar tiene una historia clínica característica (anamnesis), lo que significa que el diagnóstico se puede hacer rápidamente. Las preguntas típicas del fisioterapeuta durante la entrevista de anamnesis podrían ser:

  • ¿Se ha lesionado gravemente el pie?
  • ¿Duele debajo del talón durante el esfuerzo?
  • ¿Cuándo ocurre el dolor? ¿En qué movimientos?
  • Dolor en el pie lateral o dolor en el lateral del pie al apoyar
  • ¿Cuándo es más severo el dolor? ¿Cuándo desaparecen?
  • ¿Hacia dónde se irradia el dolor?

Durante el examen, el paciente suele presentar un dolor de presión localizado bajo el talón en la base de la fascia. Una ruptura resultaría en moretones en la planta del pie con dolor por presión.

Si los síntomas son agudos, es probable que se trate de una distensión o, en raras ocasiones, de una ruptura del tendón plantar. La persona afectada declara que tiene que detener el esfuerzo inmediatamente y que ya no era posible correr debido al dolor, o que el dolor empeoró. A veces una hinchazón o un hematoma también pueden indicar otras lesiones como fracturas, lesiones musculares o un desgarro.

Para la fascitis plantar el tratamiento habitual es la fisioterapia. Existen diversas técnicas de fisioterapia orientadas al tratamiento y rehabilitación de esta lesión.

Estamos hablando de una de las lesiones deportivas más persistentes y frustrantes.

Aunque hay muchos tratamientos conservadores y quirúrgicos disponibles, la fasciopatía de la planta puede fácilmente volverse crónica si no se trata a tiempo

fascitis plantar

Tratamiento de la fascitis plantar con fisioterapia

La fisioterapia define tratamientos para la fascitis plantar que se enfocan en disminuir esta inflamación que produce incapacidad, permitiendo que el paciente pueda seguir su actividad normal.

Nuestros tratamientos para esta patología suelen comenzar con un diagnóstico del origen de la lesión, ya que como hemos visto puede tener distintos orígenes, y por tanto se plantearán diferentes tratamientos. En esta fase buscaremos los puntos gatillo que generan el dolor en la planta del pie

Los tratamientos más habituales son la terapia manual y punción seca. Puedes saber mas sobre estos tratamientos en el siguiente enlace.

Una de las técnicas más efectivas en el tratamiento de la fascitis plantar es la eletrolisis percutánea terapeútica.

Adicionalmente, para reducir la inflamación y el dolor de la fasciopatía, el tratamiento consiste inicialmente en el alivio o adaptación de los movimientos atléticos. Los métodos y las circunstancias del entrenamiento, por ejemplo, carreras de montaña, superficies de correr hechas de arena o escombros, aumento repentino del entrenamiento, deben ser analizados y cambiados si es necesario.

Pide cita en nuestra Clínica y trataremos tu caso de forma personalizada y adecuada.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Dirección Avenida Canteros, 16 – local 5 ALPEDRETE (Madrid) 28430 E-mail info@fisioterapiacarmenalonso.es Móvil 646 526 320

¿Cómo te puede ayudar la fisioterapia con la Artrosis?

¿Cómo te puede ayudar la fisioterapia con la Artrosis? Desde nuestra Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, te contamos en qué te puede ayudar la fisioterapia.

Realizar ejercicio, mantenerse en el peso adecuado y acudir al fisioterapeuta si existe dolor o lesión son algunas de las claves para hacer frente a la artrosis, un proceso degenerativo en el cartílago articular de las rodilla. Te lo explicamos todo.

fisioterapia artrosis

Artrosis y fisioterapia

La artrosis de rodilla consiste en una enfermedad degenerativa articular localizada en la articulación de la rodilla, dicho de otro modo, es el desgaste del cartílago articular de la articulación de la rodilla.

Las manifestaciones clínicas incluyen: dolor articular de evolución lenta, rigidez y limitación de la movilidad. Y ¿Cómo te puede ayudar la fisioterpaia con la artrosis? , te puede ayudar en todos estos puntos:

  1. Disminuir el dolor y la inflamación gracias a la Fisioterapia.​
  2. Prevenir la aparición de deformidades y el desarrollo de la enfermedad.
  3. Mantener amplitudes de movimiento saludables
  4. Conservar la masa y fuerza muscular.
  5. Desarrollar la marcha funcional.
  6. Volverse independiente en las actividades de la vida diaria

Técnicas que utilizamos en fisioterapia para el tratamiento de la artrosis

Entre las técnicas analgésicas que utilizamos en fisioterpia, tenemos:

  • Termoterapia y Crioterapia: es el empleo del calor (termoterapia) y frío (crioterapia) para obtener beneficios en el organismo. Además, disminuir el dolor también disminuyen la inflamación (edema) y los espasmos musculares.
  • Terapia manual: masajes, técnicas de movilización articular, movilización neuromeníngea, etc. se utilizan con la finalidad de disminuir el dolor.

Además, se utilizarán técnicas  terapéuticas que incidne directa o indirectamente sobre la artrosis, manteniendo y/o mejorando la estabilidad, el equilibrio de las estructuras contráctiles, el fortalecimiento global y la mejora de la marcha. Las técnicas serán adaptadas a la situación del paciente: se realizarán de manera suave y progresivamente, preferentemente en posición de descarga articular, intentando integrar la rodilla en el esquema motor del miembro inferior.

No lo dudes, infórmate ya y te ayudaremos en el tratamiento de tu artrosis. Ponte en contacto con nosotros y trataremos tu caso, nos puedes encontrar en la  Avenida Canteros, 16 – local 5 ALPEDRETE (Madrid) o en nuestro teléfono de contacto: 646 526 320

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es y cómo puede ayudarte la Osteopatía?

¿Qué es y cómo puede ayudarte la Osteopatía? Hoy desde la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, en Alpedrete, te contamos en qué consiste la Osteopatía y cómo te puede ayudar.

¿Qué es la Osteopatía?

La Osteopatía es una disciplina terapeútica en la que se utilizan maniobras físicas que engloban todos los aspectos anatómicos, fisiológicos e histológicos del cuerpo para producir un efecto de mejoría sobre los estados patológicos y de dolor que refiere el paciente.

La osteopatía entiende el cuerpo como un «todo». Para que podamos hacernos una idea, un dolor lumbar puede ser reflejo de un mal funcionamiento de los elementos articulares y musculares de la región lumbar, como puede ser el músculo Psoas-Ilíaco, o una alteración del control motor (origen mecánico). También puede ser reflejo de una disfunción visceral o una tensión muscular excesiva del músculo diafragma (uno de los principales músculos respiratorios), entre otras.

La complejidad del cuerpo hace que mediante la osteopatía se estudie rigurosamente la movilidad de los tejidos en busca de posibles disfunciones que acaban alterando la homeostasis (conjunto de fenómenos de autorregulación que conducen al estado de equilibrio de los tejidos corporales).

La principal herramienta de un osteópata es realizar una buena valoración funcional.

¿Cómo te puede ayudar la Osteopatía?

La osteopatía ayuda desde el enfoque global del paciente. Hay que hacer un diagnóstico exhaustivo para ver cuál es la estructura afectada realmente, y darle así los medios necesarios mediante técnicas manuales para poder ayudar al cuerpo a la autorregulación.

osteopatía
Por tanto, utilizamos tres tipos de técnicas: estructurales, viscerales y craneales. El osteópata será el encargado de elegir las técnicas que considere adecuadas teniendo en cuenta las características del paciente y las posibles contraindicaciones. Desde nuestra Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, te recomendaremos el mejor tratamiento.

¿Qué problemas trata la OSTEOPATÍA?

Lesiones deportivas:

Esguinces, luxaciones, contracturas musculares, tendinitis, epicondilitis…

Dolor de espalda:

Cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, problemas discales, hernias discales, ciáticas, cérvicobraquialgias, escoliosis, tortícolis…

Traumatismos:

Accidentes de coche, latigazo cervical, caídas…

Dolores comunes:

Dolor de cabeza, migrañas, cefaleas, fibromialgia, artrosis…

Trastornos digestivos:

Gastritis, hernias de hiato, úlceras, estreñimiento, enfermedad de Crohn…

Vértigos:

Mareos y Acúfenos (Zumbidos)…

Dolores postquirúrgicos:

Cicatrices, ematomas y contusiones…

Disfunciones ginecológicas:

Dolor menstrual, problemas hormonales, dolores lumbares…

Embarazo:

Pre y postparto

Problemas de la articulación temporomandibular:

bloqueo mandibular, chasquido, dolor, bruxismo…

Nuestro objetivo fundamental desde nuestra clínica será devolver el equilibrio al cuerpo. Se pretende que el paciente se relaje mediante las agradables sesiones. A raíz de la práctica, la osteopatía también tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los pacientes. Pide ya tu cita en nuestro centro!

Técnicas de análisis de la postura y el movimiento

Hoy, desde la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso,  te contamos cómo las técnicas de análisis de la postura y el movimiento.

El control postural es la capacidad del cuerpo para mantener la alineación correcta del centro de gravedad dentro del eje del cuerpo para que todas las articulaciones y partes del cuerpo funcionen de manera óptima y como un todo, coordinando diferentes tensiones musculares para equilibrar la postura y eliminar el acortamiento resultante de los tejidos debido a las inconsistencias posturales. Con el control postural conseguiremos la correcta alineación de los ejes y el trabajo coordinado de las partes del cuerpo para que puedan trabajar de forma óptima y evitar compensaciones por malas posturas.

En la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, te ayudamos a conseguir corregir tu tu postura.

Control de la postura

La fisioterapia te ayuda a complementar y reforzar las mejoras realizadas tras el proceso de cualquier rehabilitación, evitando así caer en viejos hábitos poco saludables y aprendiendo a tomar el control activo del cuerpo.

De esta forma, aseguramos la continuidad de la rehabilitación a través de actividades guiadas por nuestros profesionales. También está dirigido a personas cuyas actividades implican mantener una postura estática y buscar un equilibrio saludable. A través del control postural obtendremos importantes beneficios como comprender el contorno corporal y sus contracciones, mejorar el control postural, reducir la rigidez (acortamiento) de la columna y los tejidos para mejorar la capacidad respiratoria, aumentar la oxigenación de los tejidos y reducir significativamente la ansiedad y estrés.

Como verás, es fundamental controlar la postura y el movimiento de nuestro cuerpo para curar y evitar lesiones y rigidez.

Cadenas musculares

Si miramos a nuestro alrededor y prestamos atención a las posturas de las personas o las nuestras, vemos que ciertos patrones de postura son repetitivos: personas con los hombros hacia adelante y la cabeza gacha, personas que caminan con el pecho en alto, los ojos siempre altos, etc. Estos patrones posturales están controlados por cadenas musculares. Las cadenas musculares son los grupos de músculos agrupados a través de los cuales se transmite la energía del cuerpo y se propaga la fuerza del cuerpo.

Un buen equilibrio de cadenas nos permite ser personas fácilmente adaptables al entorno, porque podemos cambiar nuestra actitud física y pasar de una cadena a otra. Los problemas surgen cuando una cadena muscular controla otras cadenas musculares y se convierten en una cadena que produce una tensión muscular intensa. Estas tensiones pueden encerrar el cuerpo en un tipo y dejarnos incapacitados, es decir, reducen nuestra capacidad de tener que cambiar de una actitud a otra. Esta rigidez física se convierte también en rigidez mental, limitando la capacidad de respuesta ante diferentes estímulos o situaciones. Además, nos hacen propensos a las molestias y enfermedades asociadas con esas posiciones rígidas del cuerpo.

Importancia de la corrección postural

Las técnicas  de fisioterapia que te ayudan a corregir el movimiento y postura están indicadas para diversos dolores o dolores tales como: problemas de columna (cervicales, lumbalgias, lumbalgias, hernias…), problemas de extremidades superiores (periartritis de hombro, tendinitis de hombro, síndrome del túnel carpiano). .. ) así como problemas a nivel de la pelvis y extremidades inferiores (dolor púbico, artrosis, condromalacia rotuliana, pie plano…).

No dudes en ponerte en contacto con nosotros y trataremos tu caso, nos puedes encontrar en la  Avenida Canteros, 16 – local 5 ALPEDRETE (Madrid) o en nuestro teléfono de contacto: 646 526 320

 

 

 

El mejor regalo: Los bonos de La Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso

El mejor regalo: Los bonos de La Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso. Hazte ya con nuestras tarjetas de regalo con los mejores bonos que encontrarás en fisioterapia, radiofrecuencia y presoterapia aun precio único. No las dejas escapar!

Te ofrecemos  los siguientes bonos:

 

Bono 10 sesiones presoterapia 150€

Bono5 sesiones radiofrecuencia facial 225€

Bono 10 sesiones fisioterapia 295€

Bono 10 sesiones radiofrecuencia corporal (por zona) 399€

 

Son los bonos más buscados Encuéntralos en nuestra Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso. El mejor regalo que podrás hacer: Nuestros Bonos a un precio único.

Qué mejor que regalar salud y estética! Son el regalo perfecto para estas Navidades, una tarjeta de Regalo para regalar estos bonos.

Visita nuestra Clínica y compra el mejor regalo que podrás hacer en estas fiestas. Encuentra el bono que más te guste. No te quedes sin él!

¿DÓNDE ESTAMOS?

Enfrente del MaxCoop de Alpedrete.
Dirección Avenida Canteros, 16 – local 5 ALPEDRETE (Madrid) 28430
E-mail info@fisioterapiacarmenalonso.es
Móvil 646 526 320

 

 

Los estiramientos aumentan la longitud de los músculos

Los estiramientos aumentan la longitud de los músculos y son necesarios para tratar cualquier alteración de la musculatura que se encuentre acortada o en tensión.

Se realizan con el fin de mantener y mejorar la amplitud de rango articular y la flexibilidad de los tejidos, para el cuidado, la prevención y para mantener las capacidades físicas de la persona.

Beneficios de los estiramientos

Los estiramientos  son muy beneficiosos, en la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, en Alpedrete, te damos las siguientes razones:

  • Ayudan a aumentar la temperatura de la musculatura.
  • Ayudan a disminuir el dolor.
  • Promueven el aumento del rango de movimiento articular, tanto en personas sanas como en los que están lesionados.
  • Aumentan la tolerancia al estiramiento progresivamente.
  • Colaboran en la vuelta a la calma y en la recuperación luego de realizar un esfuerzo de alta intensidad.
  • Disminuyen los riesgos de que ocurra una lesión.
  • Mejoran el rendimiento deportivo.

Estiramiento antes o después del ejercicio

Se considera que se pueden implementar los estiramientos antes y después del ejercicio, pero siempre teniendo en cuenta que se realiza de manera diferente y con tiempos diferentes.

Antes de la práctica deportiva no se recomienda realizar un estiramiento de larga duración ni con mucha intensidad que vaya progresando en el tiempo, ya que cuando se comienza la actividad o práctica deportiva el músculo, al estar muy estirado y relajado, no rendirá de la manera adecuada y pueden ocurrir lesiones. Por esto, antes de la práctica se realizan estiramientos más intensos y cortos, para lograr despertar y activar la musculatura.

Ahora, después de la realización del ejercicio se recomiendan estiramientos más suaves y prolongados, ya que los músculos se encuentran cargados y sobre estimulados, logrando cambios en su longitud y en la relajación de sus fibras, ayudando a descansar mejor y una buena recuperación durante el sueño.

Determinantes de las intervenciones de los estiramientos

Existen diferentes elementos que componen la eficacia de la aplicación de los estiramientos. Para tener éxito en un estiramiento debemos entonces tener en cuenta:

  • El alineamiento: Es el posicionamiento adecuado de la parte del cuerpo seleccionado, para que sea un grupo muscular selecto que realizara el estiramiento.
  • La estabilización: Es la que aporta la fijación de la inserción muscular mientras que la fuerza del estiramiento se realiza en la inserción ósea.
  • La intensidad: Esta se denomina como la magnitud de la fuerza del estiramiento que se aplica.
  • La duración: Es el lapso en el que se realizan los ciclos de estiramiento.
  • La velocidad: Es la aplicación de manera inicial de la fuerza para realizar el estiramiento.
  • La frecuencia: Es el número de sesiones de estiramiento que se realiza por día o a la semana.
  • La modalidad: Es la forma mediante la cual la fuerza del estiramiento se genera. Las modalidades pueden ser según el tipo de estiramiento (estático, balístico o cíclico), según el grado de participación por parte del paciente (pasivo, asistido o activo) y según la fuente de la fuerza de estiramiento (manual, mecánico o el auto-estiramiento).

Técnicas de estiramiento

Las técnicas de estiramientos pueden ser realizadas por uno mismo (autoestiramientos) o por un profesional, como puede ser un fisioterapeuta, que mediante maniobras terapéuticas pensadas para elongar estructuras de tejido blando acortado, ya sea un acortamiento adaptativo (contracturas) o acortamientos debidos a inmovilización prolongada, enfermedades neuromusculares o del tejido conjuntivo por traumatismo o por deformidades, logren un aumento de la amplitud del movimiento.

Un estiramiento no debería, en ningún caso, ser doloroso, sí es necesario sentir un grado de tensión muscular y permanecer el tiempo suficiente hasta que la sensación disminuye. En ese momento podemos incrementar ligeramente de nuevo la tensión hasta volver a percibir esa sensación de elongación muscular.

El tiempo que debemos mantener un estiramiento es muy importante ya que el tejido conjuntivo que compone el sistema muscular comienza a aceptar la nueva tensión (fase plástica) a la que es sometido aproximadamente 90 segundos desde el inicio del mismo. En este tiempo podemos ir incrementando lentamente el estiramiento a medida que disminuya la tensión percibida.

Nuestra experiencia en la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, nos dice que los estiramientos, de forma preventiva, sí son útiles para evitar molestias y mejorar la postura, pero debemos acompañarlos de otro tipo de ejercicios para una mejora real a largo plazo.

También hemos visto que la forma de realizar los estiramientos influye enormemente en los resultados, por lo que lo mejor es que estén pautados de forma individualizada y supervisados por un profesional.

En La Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, podemos ayudar a mejorar y a prevenir futuras patologías.

 

La fisioterapia mejora tu calidad de vida

La fisioterapia mejora tu calidad de vida en muchos aspectos. Según la Confederación Mundial para la Fisioterapia, la fisioterapia tiene como objetivo facilitar el desarrollo, mantenimiento y recuperación de la máxima funcionalidad y movilidad del individuo. Se caracteriza por buscar el desarrollo adecuado de las funciones que producen los distintos sistemas del cuerpo, donde su buen o mal funcionamiento repercute en la cinética o movimiento corporal humano. Por eso la fisioterapia nos puede ayudar tanto a mejorar nuestra calidad de vida.

CÓMO LA FISIOTERAPIA PUEDE MEJORAR TU CALIDAD DE VIDA

Al contrario de lo que piensa la mayoría, la fisioterapia no solo se limita a tratar lesiones. La prevención de dolencias y la educación en hábitos de salud es una faceta muy importante que mejorará considerablemente tu calidad de vida

Hoy en día los trabajos nos están convirtiendo en personas más sedentarias. Largos periodos frente al ordenador unido al sedentarismo intrínseco de la sociedad occidental, conlleva a pasar demasiado tiempo sentados o acostados

 

 

Si a todo esto le sumamos además, que para muchos de nosotros hacer deporte ni si quiera es una opción, este sedentarismo podría ser el principal motivo de dolores crónicos de espalda, por ejemplo.

Aquí es donde entra la fisioterapia. Pues, al contrario de lo que muchos piensan, no se limita solo a tratar lesiones.

Formas en las que la fisioterapia puede mejorar tu calidad de vida

  1. Tratamiento de lesiones: es la parte, quizás, más conocida de la fisioterapia, pues esta disciplina de la salud puede ayudarte a tratar cualquier tipo de dolencia. Desde una lumbalgia hasta una incontinencia urinaria pasando por ejemplo por el deterioro como consecuencia de una enfermedad neuromuscular. Sea cual sea tu dolor, el tratamiento personalizado de tu fisioterapeuta puede ayudarte.
  2. Prevención de lesiones: aunque no es el área más conocida de la fisioterapia, sí es una de las más importantes. Y es que uno de los principales beneficios que obtendrás al acudir al fisioterapeuta, es el hecho de que pequeñas lesiones no desemboquen en una patología mayor. Además, la corrección postural y la práctica de ejercicios concretos propuestos por el terapeuta evitarán futuros dolores.
  3. Aceleración de la recuperación: el hecho de recuperarse lo antes posible de cualquier lesión es un factor fundamental para la mayoría de pacientes. Algo que, de nuevo, tiene muy en cuenta la fisioterapia. Pues ha demostrado reducir los tiempos de recuperación en muy distintas patologías. Existen además nuevas tecnologías que ayudan a reducir todavía más estos plazos de recuperación, como la radiofrecuencia por ejemplo, un tratamiento regenerativo.
  4. Prevención de los efectos del envejecimiento: existen cambios normales en nuestro cuerpo como consecuencia del envejecimiento. La artrosis o la osteoporosis, por ejemplo, acaban produciendo dolor e incluso disfunciones. La fisioterapia disminuye las dolencias y retrasa estas disfunciones mediante ejercicios terapéuticos.
  5. Mejora de tu condición física: la fisioterapia ayuda a mantener en condiciones indóneas los músculos y las articulaciones de los atletas así como de las personas más sedentarias.
  6. Disminución de la ansiedad y del estrés: la nueva forma de vida occidental desemboca en muchas ocasiones en estrés y ansiedad. Algo que puede traer dolencias musculares, dolores de cabeza o cansancio el permanente. La fisioterapia ayuda a tratar estas dolencias y además nos hace liberar endorfinas y serotonina. Dos hormonas que se asocian al placer y que, por lo tanto, nos ayudarán a sentirnos mejor y más relajados.

En definitiva, gracias a la fisioterapia hoy podemos elegir tener una mejor calidad de vida y evitar llegar a tener ciertos tipos de dolencias.

En nuestra Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, te podemos ayudar a mejorar tu calidad de vida y tratar tus lesiones. Ponte en contacto con nosotros!

Dirección Avenida Canteros, 16 – local 5 ALPEDRETE (Madrid) 28430 E-mail info@fisioterapiacarmenalonso.es Móvil 646 526 320

 

 

Cómo afecta el COVID a nuestros músculos

Son muchos los pacientes, a lo largo y ancho del planeta, que han padecido a lo largo de estos meses la infección por coronavirus.

Hoy, desde Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, queremos explicarte cómo afecta el COVID a nuestros músculos y cuánto te puede ayudar la fisioterapia en este proceso.

Debido al COVID, se han dado procesos en ocasiones largos y de cierta gravedad, que han llevado a muchas personas a pasar semanas hospitalizadas.

Por ello, cobra especial importancia junto con los demás especialistas médicos, la figura de los profesionales de la fisioterapia. La fisioterapia es una gran aliada de aquellos pacientes que han visto mermada sus capacidades tanto musculares como ventilatorias para devolverlos a un normal desenvolvimiento dentro de las actividades de la vida diaria.

Los fisioterapeutas jugamos un papel muy importante en la recuperación de las posibles secuelas post-Covid19. Os exponemos algunas de las razones más importantes para acudir a nuestra clínica si te ha tocado pasar el virus.

como afecta el covid a nuestros musculos

Cómo afecta el COVID a nuestros músculos

El dolor muscular es uno de los síntomas más frecuentes que permanecen incluso varios meses después de haber pasado la enfermedad. Concretamente el dolor de espalda y piernas son uno de los principales motivos de consulta en nuestra clínica.

Los fisioterapeutas mediante la evaluación de la postura y la procedencia del dolor, realizando diferentes técnicas como masaje, movilización, estiramientos, punción seca, liberación miofascial, manipulaciones vertebrales… entre muchas otras, ayudamos a relajar la tensión muscular y aliviar el dolor.

El cansancio o fatiga física es otro de los síntomas más frecuentes. En periodos de inactividad prolongada podemos llegar a perder hasta un 10-12% de tono muscular en una semana, sin embargo la recuperación es mucho más lenta (5-6% semanal).

Por eso los fisioterapeutas tenemos un papel fundamental en la rehabilitación y recuperación del tono. Valoramos cuáles son los músculos más afectados, y mediante el aprendizaje de ejercicios activos y resistidos, conseguimos que la musculatura se recupere y vuelva a su funcionalidad habitual.

En la Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, en Alpedrete, podemos ayudarte. Pide cita en el teléfono 646 526 320 y te ayudaremos en tu rehabilitación muscular.