Cómo puede ayudar la fisioterapia en la fibrosis quística

Cómo la fisioterapia puede ayudar a tratar la fibrosis quística. Los objetivos principales de la fisioterapia para la fibrosis quística son mejorar la eliminación mucociliar y aumentar el volumen de secreción para mantener la función respiratoria. Esta parte del tratamiento es la más difícil de mantener.

La fibrosis quística, también conocida como mixomixopatía, es una enfermedad hereditaria que afecta las glándulas exocrinas de los sistemas digestivo y respiratorio. En España, 1 de cada 5.000 nacimientos tiene la enfermedad, y 1 de cada 30 puede ser portador asintomático.Hayun defecto genético que cambia las proteínas responsables del intercambio de cloro y sodio en las células. Esto da como resultado la formación de secreciones pegajosas que alteran la función del órgano. La mucosidad espesa puede bloquear las vías respiratorias y evitar que las bacterias pasen por nuestro sistema respiratorio. Esto significa períodos de inflamación prolongada y posible infección.

La fibrosis quística afecta no solo las secreciones del sistema respiratorio, sino también los órganos que tienen glándulas exocrinas que producen moco.

El tratamiento de la fibrosis quística es integral y multidisciplinar con los pilares principales: farmacología, fisioterapia, nutrición y trasplante pulmonar.

¿CÓMO AYUDA LA FISIOTERAPIA A TRATAR LOS EFECTOS DE LA FIBROSIS QUÍSTICA?

Mediante técnicas específicas de fisioterapia respiratoria, podemos ayudar a eliminar la mucosidad de los pulmones. Además, te enseñaremos los ejercicios de respiración que tus pacientes deben realizar cada día, y seremos un apoyo vital para que superen las actividades físicas activas diarias imprescindibles para su patología. Además de la fisioterapia respiratoria, otro pilar de nuestro tratamiento será la terapia manual y sus técnicas para prevenir las deformidades torácicas y espinales que acompañan a las lesiones pulmonares.

La fisioterapia torácica se usa en pacientes con fibrosis quística para ayudar a despejar las vías respiratorias de secreciones. Dependiendo de las características del paciente y el grado de afectación, es la terapia principal en estos pacientes cuando se usa solo.

Para su aplicación se utilizan una serie de técnicas manuales y ejercicios respiratorios, que son beneficiosos para la salida y eliminación de las secreciones bronquiales. También deben practicarse regularmente, en algunos casos varias veces al día. Por ello, un fisioterapeuta profesional te enseñará estos ejercicios para que luego puedas practicarlos por tu cuenta.
La fisioterapia respiratoria correctamente prescrita y practicada mejora la capacidad respiratoria, aumenta la tolerancia a las actividades físicas y permite que la persona se vea más capaz de realizar determinadas actividades cotidianas.

Si tienes fibrosis quística o estás cuidando a alguien con la enfermedad y buscas la mejor fisioterapia respiratoria, en Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso podemos ayudarte. Contacte con nosotros sin compromiso.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.