El síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio en la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano. El síndrome del túnel carpiano puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

El nervio mediano proporciona sensación y movimiento al lado de la mano en el que se encuentra el dedo pulgar. Esto incluye la palma de la mano, el dedo pulgar, el dedo índice, el dedo medio, y el lado del dedo anular del lado del pulgar.

La zona en la muñeca donde el nervio entra en la mano se llama túnel carpiano. Este normalmente es angosto. Cualquier inflamación puede pellizcar al nervio y causar dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad. Esto se llama síndrome de túnel carpiano.

el síndrome del tunel carpiano

Algunas personas que presentan este problema nacieron con un túnel carpiano pequeño.

El síndrome del túnel carpiano también puede ser causado por hacer el mismo movimiento de la mano y la muñeca una y otra vez. El uso de herramientas manuales que vibran también puede llevar a este síndrome.

Los estudios no han demostrado que el síndrome del túnel carpiano sea causado por escribir en una computadora, utilizar un ratón o repetir movimientos al trabajar, tocar un instrumento musical o practicar deportes; pero estas actividades pueden causar dolor e hinchazón de los tendones o la bursa de la mano, la cual puede estrechar el túnel carpiano y provocar síntomas.

El síndrome del túnel carpiano ocurre casi siempre en personas de 30 a 60 años de edad y es más común en las mujeres que en los hombres.

Otros factores que pueden llevar al síndrome del túnel carpiano incluyen:

  • Alcoholismo
  • Fracturas de huesos y artritis de la muñeca
  • Quiste o tumor que crece en la muñeca
  • Infecciones
  • Obesidad
  • Líquidos adicionales que se acumulan en el cuerpo durante el embarazo o la menopausia
  • Artritis reumatoidea
  • Enfermedades que causan depósitos anormales de proteína en el cuerpo (amiloidosis)

Tratamiento del síndrome del túnel carpiano con fisioterapia

Desde la Clínica de fisioterapia Carmen Alonso, en Alpedrete, podemos ayudarte a tratar el síndrome del túnel carpiano. Para tratar el túnel carpiano tenemos dos vías: tratamiento conservador (fisioterapia) y tratamiento quirúrgico. El tratamiento conservador ha demostrado ser efectivo en casos con síntomas leves y moderados, pero en casos graves el tratamiento quirúrgico es la mejor opción.

Como la inflamación de los tendones locales pueden contribuir a los síntomas del túnel carpiano, la reducción de la inflamación es un objetivo del tratamiento farmacológico. Además de los medicamentos, el uso de la terapia con hielo puede ayudar a reducir la inflamación local. Debido a la naturaleza neurológica del túnel carpiano, si el uso de hielo aumenta el dolor local y sensación de hormigueo, minimizar el tiempo de hielo de 10 minutos a 5 minutos.

Lo principal para el tratamiento de los síntomas es la limitación de actividades agravantes. Si escribir es el agravante principal, el uso de accesorios ergonómicos para escribir minimizará el estrés sobre el nervio. El uso de un cojín para el teclado mejora el ángulo de la muñeca. La sujeción entre el pulgar y el dedo índice puede llegar a ser débil, por lo que el uso de instrumentos de escritura con un diámetro mayor puede ser útil.

En los casos de dolor intenso y específicamente si los síntomas se producen por la noche, se recomienda el uso de la férula para la muñeca. La férula ayuda a mantener la muñeca en posición neutra, evitando la compresión del túnel.

El tratamiento fisioterapéutico para el síndrome del túnel del carpo puede incluir la electroterapia, el masaje del tejido blando, y el ejercicio y los estiramientos. Los objetivos de la fisioterapia son mejorar la movilidad de los tejidos blandos, la flexibilidad el nervio para disminuir su atrapamiento y restaurar y estimular la fuerza muscular

El síndrome del túnel carpiano es la neuropatía más común en el miembro superior y ocurre por la compresión del nervio mediano a nivel del túnel del carpo. Las causas de esta patología son variadas, puede aparecer por movimientos repetitivos, traumatismo, genética, entre otros.

Sus síntomas son dolor, hormigueo, entumecimiento y debilidad en toda la región inervada por el nervio. Estos síntomas podrían presentarse por otras causas, por eso se debe hacer una evaluación detallada para determinar si los síntomas realmente son por un síndrome del túnel carpiano o vienen de otro origen.

Visítanos en Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso – Alpedrete en la Avenida de los Canteros, 16 y te ayudaremos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.