Rehabilitación del ligamento cruzado anterior con Fisioterapia

Rehabilitación del ligamento cruzado anterior con Fisioterapia. En nuestro centro de fisioterapia Carmen Alonso, tratamos este tipo de rehabilitaciones tras la reconstrucción de su rotura.

El ligamento cruzado anterior de la rodilla

La rodilla es una articulación formada por tres huesos (fémur, tibia y rótula).

Los ligamentos de la rodilla (lateral interno, lateral externo, cruzado anterior y cruzado posterior) se encargan de la estabilización, de la regulación de la cinemática articular y de informar sobre la musculatura periarticular y sobre la distribución de las tensiones articulares.

El ligamento cruzado anterior de la rodilla es un haz de fibras colágenas que discurren entre el fémur y la tibia en sentido oblicuo.

La primera función del ligamento cruzado anterior de la rodilla es impedir el desplazamiento anterior de la tibia con relación al fémur, limitar la rotación tibial y la laxitud en varo y valgo en carga.

La estabilización de la rodilla depende también de los músculos: cuádriceps, que desplaza la tibia en sentido anterior oponiéndose al LCA y reforzando al LCP (ligamento cruzado posterior); y de los isquiotibiales, que desplazan la tibia en sentido posterior reforzando así al LCA.

anatomía del ligamento cruzado anterior de rodilla

El ligamento Cruzado Anterior de la Rodilla presenta una estructura multifibrilar con diferentes fascículos que mantienen tensiones distintas según el grado de flexión de la articulación de la rodilla.

La lesión del ligamento cruzado anterior no tiene por qué producir una importante pérdida funcional.

Su reparación está indicada puesto que el 60-90% de los casos presentan signos de degeneración tras 10-15 años después de la lesión. En deportistas está especialmente indicada su reparación para prevenir el riesgo de rotura de menisco y evitar cambios degenerativos articulares.

fisioterapia para la lesión del ligamento cruzado anterior de rodilla

Tratamiento del ligamento cruzado anterior post-cirugía

En la exploración física se detectará la laxitud articular y se valorará la estabilidad del complejo ligamentoso de la rodilla.

Las pruebas específicas que se utilizan son:

  • Cajón anterior: se realiza una tracción de la tibia de atrás hacia delante. Se valoran los topes.
  • Cajón anterior en rotación externa: se realiza como el anterior colocando la pierna a 30º de rotación externa. También nos informa de lesión en la cápsula interna.
  • Prueba de Trillat-Lachman: es un cajón anterior con flexión de 20º. Es la prueba específica más utilizada puesto que tiene una sensibilidad del 87 al 98%.
  • Prueba de desplazamiento de pivote o prueba de Galway: En estudios recientes se ha demostrado que no siempre se recupera la inestabilidad rotacional de la ligamentoplastia del LCA, por ello este test es útil para valorar la inestabilidad combinada, tanto rotacional como anteroposterior.

La sensibilidad y especificidad diagnóstica de la RM son del 95% por lo que se considera el método de elección para confirmar la lesión.

Tratamiento Fisioterapéutico de la Lesión del Ligamento Cruzado Anterior

El plan de tratamiento Fisioterapéutico para el ligamento cruzado anterior de la rodilla, tanto para pre como post quirúrgico tiene como objetivo buscar la mayor funcionalidad y evitar el riesgo de una nueva lesión.

Los objetivos principales en el tratamiento se basan en eliminar la inestabilidad, restaurar la función articular y la movilidad, recuperar la fuerza y las capacidades físicas previas a la lesión y prevenir los procesos degenerativos articulares a largo plazo.

Fases del Tratamiento Fisioterapéutico del LCA

Fase inmediatamente posterior a la lesión o fase prequirúrgica:

Objetivos:

  • Minimizar la inflamación
  • Evitar el dolor
  • Conservar/aumentar el arco de movilidad
  • Mantener fuerza muscular

Técnicas fisioterapéuticas utilizadas:

  • Punción seca
  • Movilización y liberación miofascial
  • Diatermia
  • Crioterapia
  • Drenaje Linfático Manual
  • Vendaje neuromuscular

El cuádriceps puede perder hasta el 30% de su fuerza muscular en los primeros 7 días a causa de la inflamación y la inmovilización (De Andrade, Grant, & Dixon, 1965).

Fase postquirúrgica 1ª FASE: 2-4 semanas tras la intervención:

Objetivos:

  • Bajar la inflamación.
  • Reducir el dolor.
  • Ejercicios isométricos.
  • Completar la extensión y flexión a 90º.
  • Recuperar el control muscular.
  • Ganar rango movilidad: la movilización precoz de la articulación ayuda a reducir el dolor y disminuir alteraciones adversas del cartílago articular. Ayudando en la cicatrización y favoreciendo la circulación.

Normalmente transcurridos 3-6 meses dependiendo del tipo de intervención el injerto ya tiene las características adecuadas y similares a un LCA.

El apoyo progresivo es importante y facilita la recuperación del cuádriceps, pero es el profesional sanitario el que debe pautar los tiempos puesto que el apoyo también ocasiona la traslación anterior de la tibia, pero sus efectos no están bien estudiados.

El trabajo de propiocepción se inicia en la primera semana.

Fase postquirúrgica 2ª FASE INTERMEDIA: 6-10 semanas tras la intervención:

Los túneles del injerto se han incorporado pero el resto de tejido injertado probablemente tenga cierta vulnerabilidad y exista cierta debilidad.

Objetivos:

  • Completar el arco de movilidad.
  • Fortalecer musculatura: los isquiotibiales y el cuádriceps son los grupos musculares prioritarios por la estabilidad de rodilla, para disminuir tensión en el injerto y protegerlo.
  • Propiocepción: es importante insistir en la recuperación de la propiocepción para la mejora de la coordinación y del reaprendizaje de los patrones de movimiento.
  • Recuperar el patrón de la marcha.
  • Ejercicios concéntricos y excéntricos en cadena cinética cerrada.

Fase de Recuperación o Fase Progresiva Funcional:

2-3 meses después de la intervención aprox.

El objetivo principal es recuperar las cualidades físico-deportivas básicas como son: fuerza máxima, fuerza-resistencia o resistencia aeróbica; y comenzar con ejercicios funcionales específicos.

Otros objetivos:

  • Comenzar las técnicas estáticas de contracción-relajación y ejercicios de flexibilidad.
  • Continuar el trabajo de fortalecimiento muscular para estabilizar la articulación, evitar la debilidad estructural y aumentar el grado de traslación anterior de la rodilla lesionada.
  • Ejercicios concéntricos y excéntricos en CCC y en CCA.
  • Ejercicios de carrera.
  • Recuperación resistencia aeróbica.
  • Natación, bicicleta.
  • Ejercicios avanzados de propiocepción.

Fase de Entrenamiento Funcional:

16 semanas tras la intervención

Es la fase de retorno y preparación específica para la actividad deportiva.

Objetivos:

  • Conseguir la estabilidad monopodal.
  • Incrementar frecuencia, distancia y tiempo de carrera.
  • Ejercicio terapéutico con pliometría.
  • Ejercicios en los que se practiquen cambios de ritmo y dirección.

Fase de Retorno a la Actividad Deportiva

6 meses tras la intervención

Objetivos:

-Aumento progresivo de la carrera en distancia e intensidad.

-Ejercicios pliométricos.

Prevención de la Lesión del Ligamento Cruzado Anterior

Un profesional de la salud puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir una lesión del ligamento cruzado anterior.

En AVANFI, el Fisioterapeuta ofrece una evaluación completa que puede ayudarte a reducir los riesgos.

Se realizarán programas o protocolos de actuación con respecto a las características de cada paciente, como, por ejemplo:

  • Fortalecimiento de determinados grupos musculares para garantizar un equilibrio general y estabilidad en los miembros inferiores.
  • Control del CORE y estabilidad de cintura pélvica.
  • Pautas para mejorar la técnica en el gesto deportivo.
  • Estudio del movimiento y de la postura del paciente en estático para observar compensaciones o desequilibrios que pueden afectar a la hora de sufrir una lesión.

En nuestra clínica de fisioterapia Carmen Alonso, te podemos ayudar.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Dirección Avenida Canteros, 16 – local 5 ALPEDRETE (Madrid) 28430 E-mail info@fisioterapiacarmenalonso.es Móvil 646 526 320

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.