esguince recurrente

Esguince recurrente y su tratamiento con fisioterapia

Los esguinces son una de las lesiones más frecuentes en las consultas de fisioterapia, pero ¿qué es un esguince? Pues bien, se trata de la distensión de un ligamento más allá de sus límites fisiológicos, provocando una “herida”, una rasgadura que puede sangrar y formar hematoma e inflamación. Como consecuencia de esta lesión, cuando el tejido comienza a repararse se forma una cicatriz, y de la calidad de esa cicatriz y del drenaje del hematoma que se produce, va a depender en gran medida la correcta recuperación del esguince.

Una de las características del esguince crónico de tobillo es la inestabilidad articular. Son tobillos frágiles, que se lesionan con frecuencia y con movimientos no necesariamente bruscos.

Esguince recurrente o crónico

Para cualquier deportista esta articulación es determinante, ya que es la parte sobre la que apoyamos todo nuestro cuerpo. Por eso, hemos de cuidarla mucho y para ello tendremos que saber cómo es por dentro nuestro tobillo (su biomecánica, sus músculos, sus ligamentos,…) Así, sabremos cómo actuar en caso de lesión.

¿Qué es lo que sucede cuando transcurrido un largo tiempo y una vez finalizado ese proceso seguimos teniendo dolor, molestia o inestabilidad?

Posiblemente sucede que el tratamiento llevado a cabo no ha sido el adecuado y no se han pautado de manera correcta las dosis de trabajo y carga de ese tobillo, por lo que el resultado es un tobillo que presentará inestabilidad con determinada carga, dolor al ejercicio o ambos patrones, que aparezca dolor cuando aparece la inestabilidad en la zona.

No hablaremos entonces de esguince crónico, sino más bien de inestabilidad o recurrencia de esguince de tobillo causada por un esguince mal curado o dolor residual provocado por la sensibilización de la zona lesionada y de los mecanismos que controlan esa zona.

¿Cuál es el mejor tratamiento para un esguince de tobillo crónico?

Además del tratamiento fisioterápico manual, el tratamiento más adecuado en estos casos es la exposición gradual y controlada al ejercicio, potenciar y mejorar la propiocepción (sentido del equilibrio) y mejorar la tolerancia a las cargas y la fuerza de la musculatura involucrada en el movimiento y estabilidad del tobillo previamente lesionado.

 

Si es tu caso y sufres esguinces recurrentes o te has hecho un esguince hace tiempo y tienes dolor crónico o inestabilidad, en Clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, podemos hacerte una valoración para poder diseñar el mejor tratamiento para tu lesión, así como una tabla de ejercicios personalizados para que te recuperes bien de tu ‘‘esguince crónico de tobillo’’, llámanos y pide tu cita.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.