Incontinencia urinaria, tipos y tratamiento con fisioterapia

Desde nuestra clínica de Fisioterapia Carmen Alonso, te vamos a explicar qué es la incontinencia urinaria, los tipos de incontinencia que existen y los tratamientos con fisioterapia que te pueden ayudar a solucionar este problema.

Qué es la incontinencia urinaria

En términos generales, la incontinencia urinaria se defiende como las pérdidas de orina involuntarias. La incontinencia urinaria —pérdida del control de la vejiga— es un problema frecuente y que a menudo causa muchas situaciones incómodas La intensidad abarca desde perder orina ocasionalmente cuando toses o estornudas hasta tener una necesidad de orinar tan repentina y fuerte que no llegas al baño a tiempo. En la clínica de fisioterapia Carmen Alonso, podemos ayudarte a tratar este problema gracias a la fisioterapia del suelo pélvico.

Tipos de incontinencia

Existen muchos tipos de incontinencia:

Incontinencia urinaria de esfuerzo 
La incontinencia urinaria de esfuerzo es una afección que hace que pierdas orina al hacer un esfuerzo como, por ejemplo, toser, estornudar o reír. La incontinencia urinaria de esfuerzo es el tipo más frecuente entre las mujeres, pero tiene poca prevalencia entre los hombres.
Incontinencia urinaria de urgencia
Como indica su nombre, la incontinencia urinaria de urgencia describe el problema relacionado con una necesidad urgente de orinar. El volumen de las pérdidas varía, desde pequeños goteos hasta vaciar la vejiga por completo. La incontinencia urinaria de urgencia puede producirse por diferentes causas, como una próstata agrandada, infección del tracto urinario o simplemente por una ingesta de líquidos abundante.
Incontinencia urinaria mixta
La incontinencia urinaria mixta es una combinación de la incontinencia urinaria de esfuerzo y la incontinencia urinaria de urgencia. Esto quiere decir que se pueden tener pérdidas tanto por urgencia como por realizar un esfuerzo como se describió anteriormente.
Incontinencia urinaria por rebosamiento
Este tipo se produce cuando la vejiga no puede vaciarse por completo. Cada vez que la persona afectada orina, queda una pequeña cantidad en la vejiga y, por ello, se llena poco a poco con orina residual. La causa más frecuente de la incontinencia urinaria por rebosamiento es una obstrucción de la uretra, por ejemplo, a causa de una próstata agrandada. El origen del problema puede radicar en la incapacidad de contracción del músculo de la vejiga para vaciarse, factor que puede estar relacionado con la neuropatía diabética.
Desorden neurológico de la vejiga
Hace referencia a un daño cerebral, en la médula espinal o los nervios que provoca problemas de incontinencia, en la vejiga o al orinar. El desorden neurológico de la vejiga puede afectar a pacientes que han sufrido daños a causa de traumatismos, ictus, esclerosis múltiple y enfermedad de Parkinson.
Goteo tras la micción
El goteo posmiccional es la pérdida involuntaria de orina al poco tiempo de ir al baño. Por regla general, la persona afectada ya ha salido del aseo cuando esto sucede. Se produce porque queda orina en la uretra. Es un problema más habitual en los hombres. También puede afectar a las mujeres que tienen un soporte muscular deficiente de la uretra.
Incontinencia urinaria funcional
Significa que no puedes llegar al baño a tiempo a causa de algún tipo de impedimento físico relacionado con la edad, una discapacidad o barrera del entorno. También incluye los casos en los que no se puede quitar la ropa a tiempo o se tarda demasiado en pasar de la silla de ruedas al inodoro. Otras causas incluyen problemas de visión, funciones cognitivas mermadas o incluso barreras físicas del entorno, como cuando el aseo está demasiado lejos, el camino al baño está poco iluminado o el interruptor de la luz no es fácil de encontrar o alcanzar.
¿La incontinencia urinaria tiene un impacto negativo en tu calidad de vida? Si es así, te recomendamos que consultes en nuestra Clínica de Fisoterapia Carmen Alonso y realizaremos el tratamiento que necesites.

Tratamiento de la incontinencia con Fisioterapia

Se pueden instaurar medidas fisioterápicas conservadoras con muy buenos resultados con la Fisioterapia de la musculatura del suelo pélvico.

Mediante unos ejercicios se pretende reforzar toda la musculatura del suelo de la pelvis, así como de la musculatura voluntaria periuretral (Ejercicios de Kengel).

Existen varias modalidades pero básicamente consisten en contraer el esfínter como si quisiéramos interrumpir la micción durante unos segundos. Se realizan 3 o 4 series, de unas 20-25 contracciones seguidas en cada una de ellas. Para facilitar la identificación de la musculatura implicada y el cumplimiento de la técnica en la contracción muscular del suelo pélvico, se pueden utilizar materiales, como conos vaginales, perineómetro y espejos. Esto facilita la ejecución de la contracción de la musculatura implicada.

Con esta técnica, la mujer empieza a obtener los primeros resultados en 8-12 semanas, obteniéndose los mejores resultados al año de iniciar el programa. Los mejores resultados clínicos corresponden a la incontinencia de esfuerzo, donde se ha demostrado un porcentaje de buenos resultados del 77-80 %. En menor medida, la incontinencia por hiperactividad vesical y la forma mixta, también pueden beneficiarse de este tratamiento.

 

FISIOTERAPIA DEL SUELO PÉLVICO EN LA CLÍNICA CARMEN ALONSO

Recuerda que en nuestra clínica tratamos:

Incontinencia Urinaria, Prostatectomía, incontinencia anal, estreñimiento terminal, fisura anal, dolor pélvico crónico, cicatriz postquirurgica abdomino-pélvica, prolapso visceral, dolor pélvico crónico, disfunciones sexuales. También hacemos Preparación al Parto y Recuperación del postparto

Suelo pélvico en forma. Gimnasia abdominal hipopresiva y tonificación abdominal.

Pide tu cita ya en nuestro centro: info@fisioterapiacarmenalonso.es Móvil 646 526 320

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.